Las mejores estrategias para blofear

Las mejores estrategias para blofear
Las mejores estrategias para blofear

De inicio, hay que saber de bien a bien, a cuantos rivales tendremos que blofear. Si bien es factible valerse con éxito del blof frente a uno o dos rivales, no es conveniente hacer lo mismo con respecto a más contendientes, a menos que las circunstancias del juego nos favorezcan de extraña manera.

Consejos provechosos

Además, un blof no siempre debe ser exitoso para ser considerada la decisión más acertada. A final de cuentas, al hacer un blof, tan sólo se estará arriesgando una apuesta, con la posibilidad de obtener el pozo completo. El blof tiene que ser efectivo sólo una parte del tiempo, para que sea la mejor elección. Incluso siendo sorprendidos haciendo blof, este último puede alcanzar su cometido.

Por otro lado, conviene no blofear, a menos que se tengan concretas oportunidades de ganar una mano. De lo contrario lo mejor es no usar este recurso. Actuando de este modo, proyectaremos una imagen de mayor seguridad y sapiencia de juego, ante los rivales.

Los límites del blof

Otra buena recomendación relacionada con el blof es la de no hacerlo cuando se tiene una mano mala y cuando faltan naipes por repartir. Lo mejor es utilizar un semi-blof con el cual podremos obtener el pozo de dos maneras distintas: primero, propiciando que nuestros rivales se retiren, y segundo, completando el proyecto que hemos planeado. Además, hay que aprovechar la ocasión de blofear, si todos los contrarios han pasado en la ronda de apuestas anterior. Incluso es mejor, si todos ellos han decidido pasar en una costosa ronda de apuestas. Sin embargo, las posibilidades de salir victorioso se reducen, si parece que una o más cartas, recién descubiertas, han favorecido a uno de nuestros rivales. Un último consejo que debemos tomar en cuenta, es el de concentrarnos en los rivales más débiles, al proceder con nuestros blofs. De esta manera se elevarán nuestras posibilidades de ganar, gracias a esta estrategia y al carácter que demostremos en la mesa de poker.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*