Ganar en los dados

Ganar en los dados
Para ganar en los dados se puede proceder de dos maneras muy distintas. La primera consiste en hacer trampa. La segunda en seguir estrategias legales y confiables. En cuanto a lo primero, se puede hacer trampa con los dados sin necesidad de trucarlos. Un jugador deshonesto y avezado puede arrojar los dados de tal modo que incremente las posibilidades de que se muestre una faz del mismo. En los craps que se juegan en un casino, los participantes deben lanzar los dados de tal suerte que reboten en la pared. De esta manera se elimina casi por completo cualquier ocasión de abuso.

No obstante, si los dados rebotan contra una superficie blanda un jugador experimentado aun puede proceder con ciertas trampas a su favor.

Difícil trance

Lo complicado es determinar quien es el jugador que está cometiendo trampa con los dados. Medir y pesar los dados a lo largo de una partida de juego, en realidad no es procedente. A final de cuentas las modificaciones que pudieran tener serían mínimas, tanto, que difícilmente podrían ser detectadas. Lo mejor es no participar en partidas improvisadas en donde no se conoce a ciencia cierta la integridad de los demás participantes y mucho menos la procedencia de sus dados. En el caso de los casinos, se supone que la casa protege a los jugadores. Sin embargo, es preciso no confiarse y mantenerse atentos a las circunstancias y detalles que allí acontezcan.

Métodos aceptados

Por el contrario, quien juega lealmente a los dados hace lo correcto, puesto que se trata de los clásicos de casino que más probabilidades brinda de ganar a los participantes. Por ejemplo, en este juego, los contendientes pueden lanzar una apuesta sin ventaja para la banca y la casa paga de acuerdo a las reales probabilidades que se presenten. Para aprovechar al máximo esta situación, los jugadores de dados pueden proceder de la siguiente manera: la apuesta debe de colocarse en la barra de no pase. Con ello se le concede una ventaja mínima al casino, 1,4% y no más que eso. De tal suerte que sabiendo manejar este sistema un jugador de dados puede lograr buenas rachas y ganar notables cantidades de dinero en cada lance. Otras apuestas ganadoras en los dados son por ejemplo, la apuesta Horn, apuesta a duros, Gran 6 y Gran 8 y las apuestas de Campo. Por todo lo anterior, los dados son uno de los juegos de casino más nobles y fascinantes que existen.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*