Archivo de la categoría: Póquer

Las mejores estrategias para blofear

Las mejores estrategias para blofear
Las mejores estrategias para blofear

De inicio, hay que saber de bien a bien, a cuantos rivales tendremos que blofear. Si bien es factible valerse con éxito del blof frente a uno o dos rivales, no es conveniente hacer lo mismo con respecto a más contendientes, a menos que las circunstancias del juego nos favorezcan de extraña manera.

Consejos provechosos

Además, un blof no siempre debe ser exitoso para ser considerada la decisión más acertada. A final de cuentas, al hacer un blof, tan sólo se estará arriesgando una apuesta, con la posibilidad de obtener el pozo completo. El blof tiene que ser efectivo sólo una parte del tiempo, para que sea la mejor elección. Incluso siendo sorprendidos haciendo blof, este último puede alcanzar su cometido.

Por otro lado, conviene no blofear, a menos que se tengan concretas oportunidades de ganar una mano. De lo contrario lo mejor es no usar este recurso. Actuando de este modo, proyectaremos una imagen de mayor seguridad y sapiencia de juego, ante los rivales.

Los límites del blof

Otra buena recomendación relacionada con el blof es la de no hacerlo cuando se tiene una mano mala y cuando faltan naipes por repartir. Lo mejor es utilizar un semi-blof con el cual podremos obtener el pozo de dos maneras distintas: primero, propiciando que nuestros rivales se retiren, y segundo, completando el proyecto que hemos planeado. Además, hay que aprovechar la ocasión de blofear, si todos los contrarios han pasado en la ronda de apuestas anterior. Incluso es mejor, si todos ellos han decidido pasar en una costosa ronda de apuestas. Sin embargo, las posibilidades de salir victorioso se reducen, si parece que una o más cartas, recién descubiertas, han favorecido a uno de nuestros rivales. Un último consejo que debemos tomar en cuenta, es el de concentrarnos en los rivales más débiles, al proceder con nuestros blofs. De esta manera se elevarán nuestras posibilidades de ganar, gracias a esta estrategia y al carácter que demostremos en la mesa de poker.

Errores comunes de los principiantes del poker

¿Cómo puedes evitar errores comunes?
¿Cómo puedes evitar errores comunes?

Blufeo excesivo

Un gran número de novatos del poker tiene la costumbre de disputar todas las partidas como si estuviesen participando en el torneo profesional más importante del mundo. Esta ambición es loable hasta cierto punto, puesto que el hambre de triunfos generalmente es positiva, pero cuando este afán conduce a precipitaciones y errores, conviene tomar un ritmo de juego más razonable, más calculado. Blufear en exceso es una de las equivocaciones que evidencian a un jugador benjamín. Por lo consiguiente, conviene evitar este error, para no ser presa fácil de los jugadores más experimentados.

Falta de paciencia

Aventurarse en las lides del poker implica afrontar prolongados lapsos, aguardando por naipes provechosos. Los novatos habitualmente carecen de la paciencia que se necesita, por lo consiguiente, un buen consejo para los jugadores de poker principiantes es el de nunca precipitarse: esperar el momento adecuado para efectuar una gran jugada puede significar la diferencia entre la victoria o la derrota.

Ingerir bebidas alcohólicas

El enemigo más peligroso de un jugador de poker nunca es un contendiente, sino el propio casino. El croupier tratará por todos los medios de hacer que un jugador no se lleve ficha alguna. Ese es el motivo por el cual en muchos casinos sirvan bebidas alcohólicas sin costo. El alcohol merma las facultades de cualquier jugador y eso beneficia notablemente a la casa, por eso no hay que beber mientras se juega poker.

Abandonar antes de tiempo

Otra equivocación frecuente entre los jugadores principiantes se presenta cuando aciertan en varias manos seguidas y de inmediato, sin justificación alguna, abandonan el juego llevándose lo que han ganado hasta ese momento. Lo cierto es que deberían proceder justamente de manera opuesta, es decir, aprovechando al máximo la buena racha e imponiendo una imagen dominante ante los contrincantes.

Medirse con rivales superiores

Algunos jugadores novatos caen en el yerro de medirse ante contrincantes que los superan ostensiblemente en experiencia y preparación. El objetivo que persiguen es el de evaluar su propio desempeño como jugadores de poker, pero con frecuencia, lo único que consiguen es perder grandes cantidades de dinero y de confianza en sus propias capacidades de gambler.

Consejos para ganar al poker

Si quieres ganar, sigue estos consejos
Si quieres ganar, sigue estos consejos
Lo que se busca es condensar en breves meditaciones algunas grandes cuestiones y circunstancias que se relacionan con este clásico de los juegos de azar. El poker implica así, como veremos, una rara combinación de emotividad y razonamiento.

Para no olvidar

Se considera frecuentemente que en el poker gana la carta más alta, sin embargo, esto no siempre sucede. La verdad es que la carta que gana es la que aparece en el momento más oportuno, de acuerdo al juego que manejan cada uno de los rivales. Otra recomendación frecuente es la de controlar el temperamento propio al jugar. Y es que a veces es adecuado ir a ciertas manos, pero en otras no lo es.

Esta observación sí es pertinente puesto que el poker como todos los juegos de azar deben ser abordados con una sabia distancia que permita saber cual es la mejor vía de acción y así propiciar mejor el triunfo. Las emociones deben impulsar a un jugador, pero nunca obcecarlo.

Un buen consejo

Es frecuente interesantes diagnósticos acerca del póker. Por ejemplo, uno de ellos considera que en este juego de casino, la inteligencia, el buen juicio y la intuición atraen a la suerte. Los dos primeros elementos para saber qué naipes manejar y el tercero para atender a la voz interior que generalmente guía a los campeones hacia las máximas hazañas. En cambio otras consideraciones no parecen tan atinadas. Como muestra basta pensar en esa persistente imagen que se tiene de los jugadores de poker como personas ambiciosas a las que les agrada demasiado el dinero y la obtención fácil del mismo en los casinos. Esta opinión carece de fundamento y es demasiado reduccionista puesto que deja de lado una serie de valiosos factores que se relacionan con la práctica del poker.

Y es que en este juego de azar, aspectos sumamente provechosos para la personalidad se acrisolan, por ejemplo, la competitividad, la perspicacia y la capacidad de calcular probabilidades. Cada una de estas actividades puede ser aprovechada tanto dentro como fuera de los salones y casinos. El poker es, en cierta manera, una escuela de vida que debe aprovecharse a plenitud, puesto que muchas experiencias que se adquieren en la mesa de juego pueden ser valiosas para otras circunstancias de la cotidianidad.

Reflexiones acerca del poker

He aquí algunas reflexiones interesantes sobre el juego del poker
He aquí algunas reflexiones interesantes sobre el juego del poker
La meta de todas ellas es motivar a los jugadores principiantes a que logren buenos resultados y a que los jugadores experimentados valoren sus propios logros en la mesa de poker.

“En el poker, a veces lo más importante es permanecer en la mesa de juego, no tanto conseguir la victoria”

Depende mucho la circunstancia de cada jugador el posible provecho de cada partida disputada. Para un jugador con mucha experiencia la presión por ganar es mayor que la que tiene un jugador novato. Para este último es más importante obtener confianza y acrecentar su temple. Una victoria afortunada y rápida no le será tan provechosa como poder mantenerse en la contienda el mayor tiempo posible.

“En el poker, el azar es importante, pero también lo es tomar las decisiones correctas en el momento más adecuado.”

Un error frecuente que se comete al jugar poker es el de sobreestimar el papel que tiene la fortuna para su desarrollo y final resultado. Por ejemplo, si se compara el peso de la suerte en el poker con respecto a otros juegos de azar como el bingo o la ruleta, se hará evidente que resulta mucho menor, puesto que en el poker los jugadores tienen más oportunidades de forjar su propia victoria.

“El poker se define por las siguientes nociones: decisión, oportunidad y azar.”

Es posible que todo juego de azar pueda ser comprendido por estas tres claves: primero por el arrojo que se demuestre en la elección de las jugadas, segundo, en tener la sensibilidad para captar el mejor momento para llevarlas a cabo y finalmente, en captar involuntariamente esa conjunción de circunstancias que se denomina como azar y desenvolverse con respecto a ella.

“Para ganar en el poker hay que determinar a qué mano se apostará. El resto no es más que estimaciones de probabilidades.”

Pocos juegos de azar, tienen la rara particularidad de poner en actividad todas las capacidades humanas a un tiempo. El poker sí lo consigue, puesto que motiva el ejercicio de la intuición y el razonamiento para conseguir un objetivo, derrotar a los rivales y quedarse con el bote completo.

Tal vez no sea conveniente separar el poker cerebral, el estadístico, de aquel poker impetuoso de las corazonadas triunfadoras y las decisiones trepidantes, puesto que ambas vertientes dotan de sentido al juego de azar, que por algo, es el más popular del mundo.

Por un poker inteligente

La inteligencia en el poker se da por supuesta
La inteligencia en el poker se da por supuesta

En lo que sigue comentaremos algunas recomendaciones para desempeñarse inteligentemente en la mesa de póker, obteniendo así una gran oportunidad de ganar.

Juego responsable

Nunca hay que mentir por hacer trampa en el póker. Si bien en ciertas ocasiones parecería que un jugador deshonesto se sale con la suya, a la larga su engaño se hace evidente con las peores consecuencias para su reputación. Y precisamente en cuanto a este punto, hay que pensar en la reputación de un jugador como se consideraría la marca de una empresa.

Es preciso protegerla en todo momento, cuidarla y mantenerla intachable. Respetar a los demás jugadores es una manera segura de lograrlo. Marcar diferencia en la mesa de juego se puede lograr por otras vías, por ejemplo, demostrando competitividad y autonomía, realizando lo opuesto a lo que hacen los demás jugadores en una circunstancia precisa.

Jugar con fundamentos

Nunca hay que jugar póker con la esperanza de triunfar. Las buenas intenciones no bastan en este juego de azar. Es preferible informarse y jugar habiendo estudiado atentamente las posibilidades de ganar que se tienen. Hay que manejar un planteamiento estadístico para cada partida. Hacer anotaciones. Puede sonar excesivo pero no lo es en lo absoluto. Con relación a esto, es muy aconsejable estudiar atentamente a los contrincantes, percibiendo su patrón de juego, asimilando cualquier dato o referencia acerca de su sistema que nos permita superarlos al momento de decidir al ganador de la partida.

Consejos varios

Es importante percatarse de quien se encuentra mirando nuestro propio juego. De esta manera podremos evitar que los rivales lleguen a ponerse de acuerdo y ayudarse secretamente para derrotarnos, o bien, algún espectador malicioso. Con respecto a los jugadores de póker que acostumbran hablar excesivamente a los largo de las partidas, hay que tener cuidado. Muchas veces esta actitud no es más que un recurso para disimular el juego que han obtenido y manejarlo mejor.

Antes de iniciar una partida de póker hay que estar seguro de que se cuenta con el dinero necesario para no quedarse con las manos vacías a la mitad de la velada de juego. En el póker, se debe jugar únicamente lo que se esté dispuesto a perder. Finalmente hay que recordar que los mejores botes se encuentran en las mesas con luces grandes y además, procurar ahuyentar a los mejores rivales lo más pronto que se pueda, para que ellos no lo consigan con respecto a nosotros.

Consejos para triunfar en el poker

Los consejos siempre son bienvenidos en el poker
Los consejos siempre son bienvenidos en el poker
A continuación comentaremos algunos de los consejos más valiosos para triunfar en el póker.

Prudencia y cálculo

La habilidad es más importante que la suerte en los dominios del póker. Esta es una enseñanza capital que nunca hay que olvidar. La fortuna es una constante de gran relevancia, pero a la larga, los jugadores más capaces son los que terminan obteniendo el triunfo. Por otro lado, importante es considerar que el póker es un juego a largo plazo, se puede perder o ganar una mano, pero lo que realmente vale es la resultante a largo plazo.

Llegado el momento conviene apostarlo todo y jugarse la fortuna entera al destino. Es entonces cuando el temperamento- del que tanto se menciona como una condición para campeonar en el póker- debe sentar sus reales. Sin miedo la victoria se propicia más en el póker. Pero igualmente, en cierto momento hay que retirarse sin dudarlo. Un buen jugador de póker no participa en todas sus manos, solamente lo hace cuando tiene una buena combinación, es decir, posibilidades reales de triunfo. Es preciso evitar los errores de los principiantes y determinar el momento exacto para arrojar las cartas.

Cuestión de experiencia

No conviene aventurarse en el póker si no se le conoce a fondo. No importa si otros demuestran tener mucho éxito en ello. Los que no saben jugar bien y se lanzan ciegamente a ruedo son presa fácil de los jugadores más experimentados. Lo mejor para los principiantes es jugar sin dinero para ganar confianza y posteriormente, luego de prepararse bien, entonces sí, comenzar con apuestas moderadas para irlas incrementando razonablemente. Es preciso aprender de las equivocaciones, ese es el valor de las grandes derrotas en el póker. Los triunfos también son instructivos en este caso, adicionalmente a la ganancia económica que dejan, por la experiencia que proporcionan. Pero ello no basta y la lectura atenta de manuales, libros, blogs y la asistencia a conferencias y congresos acerca del póker, es muy provechoso para irse formando como un jugador de altura. Se recomienda convivir con otros jugadores, rodearse de grandes exponentes de los naipes, aprender de su temple y estilo de juego.

Un consejo adicional es la de elegir correctamente la mesa en donde se jugará. Muchas partidas pueden marcar su resultado con anticipación por el solo hecho de no seleccionar la mesa más propicia para ganar. Si por ejemplo, en una mesa hay muchos rivales, se reducen considerablemente las oportunidades de ganar.

Recomendaciones para jugar al poker

Algunos consejos para jugar al poker
Algunos consejos para jugar al poker
Por esa misma razón compartiremos aquí algunos valiosos consejos que pueden marcar la diferencia entre un jugador con aspiraciones y otro sin la decisión de ganar.

Jugar tight de inicio

Numerosos jugadores de póquer podrían considerar que el modo más conveniente para desempeñarse en las fases iniciales de un torneo es siguiendo el estilo loose. No obstante, si se juega únicamente con las manos más convenientes, será posible asegurar una beneficiosa continuidad. No vale la pena arriesgarse a disputar botes con manos sin las cualidades necesarias para aspirar a la victoria.

Poco a poco más agresivos

Por el hecho de que únicamente se deben jugar las mejores manos, la destreza para robar ciegas será muy importante. Cada vez que se presente la ocasión se deben robar ciegas, sin titubear. Por lo consiguiente, conforme aumenten de tamaño las apuestas ciegas, ese mismo parámetro será el de la agresividad a mostrar en el juego.

Administración inteligente

Se sabe que para poder ingresar a un torneo formal, se debe contar con una banca de por lo menos 50 buy ins. En este caso, si no se cuanta más que con 100 $, no será posible disputar torneos que manejen una entrada por arriba de los 2 $. Con relación a ello, hay que tomar conciencia que generalmente los triunfos son más escasos que las derrotas y el soporte económico para jugar puede no ser suficiente.

No a los proyectos de manos

Llega un momento, al jugar un torneo de póquer, que los proyectos de mano van perdiendo efectividad. En las postrimerías de una competencia, salvo que se tengan las fichas suficientes, capaces de proporcionar un respaldo sólido, hay que evitar jugar con este tipo de combinaciones de cartas.

La mano adecuada para aspirar al all in

A diferencia de lo que considera la mayoría de los jugadores, para poder llegar al all in no es forzoso contar con la mejor mano de la mesa de póquer. De hecho se tienen dos buenas posibilidades de obtener el triunfo al llegar a este punto., una es obteniendo la mano más fuerte y la otra, haciendo que un rival decline y abandone la partida.

La estrategia de la memoria

La memoria hace mucho en el póker
La memoria hace mucho en el póker
Existen muchos consejos valiosos en el póquer, pero ninguno resulta tan aprovechable como el de la memorización. Recordar lo más importante de cada partida y atesorarlo permanentemente es esencial para tener éxito en el póquer. De entrada se trata de un juego que precisa altas cotas de atención. Esto es por todos aceptado. Sin embargo, lo que no se toma en consideración de la manera en que se debería, es el valor que tiene la memorización de las claves de juego.

El hecho de que no se le dé la relevancia que se merece se puede constatar por la gran cantidad de derrotados que abandonan las salas de juego noche tras noche. De tal suerte que no existe acción en una partida de póquer que no tenga su importancia y su por qué. Interpretares tas acciones adecuadamente es muy importante, pero recordarlo siempre es vital para triunfar en el rey de los juegos de cartas.

Leer entre líneas

Jamás se debe interpretar lo que se desarrolla en la mesa de juego literalmente. Imaginemos que un rival solicita que le sean cambiados algunos de los naipes de su juego. Generalmente esto se traduciría en que ese jugador tiene una mano poco afortunada que trata de mejorar. Pero no es lo único posible, puede que ese rival tenga una combinación estupenda y lo que intente sea esconderla hasta que llegue el momento adecuado de usarla. Este ejemplo citado nos puede dar una idea de los alcances de un farol bien desarrollado, máxime si entre los rivales hay varios jugadores nóveles.

De esta manera, justamente los jugadores incipientes, pueden ser los más beneficiados por la práctica de la memorización activa en los juegos de azar y en específico en el póquer. La memoria junto con la capacidad de leer lo esencial de las partidas y asimilarlo, es clave para lograr un crecimiento concreto como jugadores. Esta es la mejor táctica para comprender cuál es el sentido oculto de los contendientes en cada jugada que desarrollan.

Recordar, volver a vivir

Pero la memoria necesita de un complemento capital y ese es el de la experiencia. Independientemente de que se consiga en tertulias de juego con amigos o en participaciones en torneos bien organizados. La vivencia de la mesa de juego, de las apuestas, de los tells, y de todos los acontecimientos relacionados con las partidas es la verdadera formula de la victoria para los campeones. Pero sólo si se consigue atesorar todo este caudal en la memoria y se preserva allí para tenerlo siempre a nuestra disposición. Recordar en el póquer es volver a vivir y la clave para volver a ganar.

Secretos del póquer high-low

Secretos del póquer high-low
Secretos del póquer high-low

Por lo mismo, los contendientes tratan de mantener sus apuestas. En esta forma del póquer existen siempre varias maneras de lograr una jugada. Cuando termina el juego, el bote se reparte entre quien obtuvo la jugada más alta y quien consiguió la más baja.

Para los atrevidos

El high-low, es muy practicado por jugadores que tienen por hábito lanzar apuestas poderosas. Para vencer en el high-low se requiere de una gran habilidad y poca paciencia para esperar que se presenten las manos más provechosas. La manera más habitual del high-low es el stud de siete naipes, no obstante, también se puede desarrollar con cinco cartas en stud, en draw o en cualquier otra variante. En el high-low hay que ir en busca de las cartas más bajas. Una muestra de ello la tenemos en lo siguiente: con una jugada baja como A-2-3, aunque no pueda ser mejorada en poco tiempo, aún existe la oportunidad de convertirla en una combinación más alta logrando con ella una doble pareja mayor de ases o incluso una escalera. Lo opuesto acontece si se inicia con cartas altas, como sería el caso de K-Q-J, ya que si no se alcanza algo mejor, esa combinación no puede transformarse en una jugada menor.

Ejemplos prácticos

Las combinaciones más aprovechables para principiar un juego de high-low son, por ejemplo, tres cartas bajas hasta un siete, y con un as incluido. Una combinación débil sería la que tuviera dos cartas bajas y una pareja menor, tal es el caso de (2-6) 6 o una carta no ligada, en el caso de (K-5) 6. En estas jugadas se necesita conseguir tres cartas bajas entre las siguientes cuatro, para completarlas debidamente. Si se cuenta con una jugada perdedora, existe la posibilidad de quedarse, mirar un naipe más y permanecer expectante. Un juego como (4-5) 4-5 da la impresión de ser un farol, puesto que se presenta como débil y ostenta solo una probabilidad contra tres de convertirse en full, estando condicionado ello al número de cartas que ya hayan salido. Finalmente, tres cartas de escalera o de color tienen buenos alcances, pero a solo si se cuenta con un as y una carta baja para lograr color o varias cartas bajas para obtener escalera.

El aspecto estadístico del póquer

El aspecto estadístico del póquer
El aspecto estadístico del póquer

Más que un arrojarse al destino en cada mano, lo que se necesita para alcanzar la excelencia como jugador es adquirir una buena capacidad de cálculo de probabilidades. En especial en el póquer online, esta cualidad no es un plus al estilo de juego de un contendiente, sino más bien, una condición de posibilidad para desarrollar cualquier estrategia de juego.

Las matemáticas de las cartas

Ninguna de las dinámicas habituales del póquer presencial tiene cabida en los desarrollos lúdicos efectuados en el póquer online. La mejor manera en la que el entendimiento puede abordar un desafío es adaptándose al medio en el cual se presenta. Y los grandes jugadores de póquer, los triunfadores de las competencias de trascendencia mundial, saben adaptarse a la naturaleza estadística que subyace en toda partida realizada. Con mayor razón esto se concreta en el póquer virtual, de acuerdo a los procesos matemáticos bajo los cuales se desenvuelve una computadora y el internet en general.

Un estilo de juego razonado

No existe un método más acertado para aprender el arte del póquer que dejar de considerarlo un poco como arte para abordarlo como se hace con las teorías de una ciencia exacta. Lo indispensable para ser un jugador exitoso es saber calcular las posibilidades de éxito que tiene una mano determinada, y aprovechar estratégicamente ese conocimiento. El póquer es un ejercicio estadístico disimulado en lujo, oropel y mucha clase. Tal vez resulte complicado de inicio, acceder a esta visión del póquer y probablemente sea aún más complejo adaptar el juego a tal perspectiva. Sin embargo, con la práctica continua es factible cultivar la capacidad para valorar que manos pueden competir con opciones de triunfo, y con cuales es mejor abandonar la partida.

La suerte es de quien la trabaja

En las lides del póquer conviene darle a la suerte su justa dimensión y sólo eso. Por supuesto que es relevante, y la famosa imagen del naipe como un trasunto de la fortuna es pertinente. Pero el cálculo de las estadísticas en el juego que puede efectuar todo participante es definitivamente más significativo que cualquier injerencia de la fortuna. En el póquer la suerte es de quien trabaja por alcanzarla.

Recomendaciones para el póquer online

Recomendaciones para el póquer online
Recomendaciones para el póquer online

Tal es el caso del póquer, del cual daremos a continuación una serie de recomendaciones para intensificar su disfrute, frente a la pantalla del ordenador. Pero mucho de lo que comentaremos no se circunscribe sólo al poker, sino que puede aprovecharse para cualquier otro juego de azar.

Fichas y dinero

Hay que mantener un sabio equilibrio entre la conciencia de que nuestro bankroll está constituido por fichas y no por dinero real. Para ciertos efectos es idéntico el valor de ambos medios, sin embargo, al momento de jugar conviene desembarazarse de ciertos hábitos de precaución económica que daña en mucho el flujo de nuestras jugadas. Estando temeroso por el dinero que se va a apostar, un contendiente no podrá alcanzar su mejor nivel de juego: Es muy útil pensar que estamos arriesgando solo ciegas grandes y buy ins y no dinero contante y sonante. Evidentemente se debe administrar con tiento el bankroll, y jugar sólo dentro de los límites de las circunstancias. Lo que debe quedar en claro es que en el ámbito de los juegos de casino online, estamos situados en una realidad aparte, con sus propias reglas y maneras de darse y experimentarse.

Sobre los bad beats

Ciertos jugadores de póquer online se alteran en exceso cuando reciben un bad beat. Y es que tal suceso da a entender que, no obstante haber jugado la mano de la mejor manera posible, lo que decidió todo en contra de ese participante fueron las cartas comunitarias. Debe evitarse cualquier clase de arrebato emocional en el póquer, sea presencial u online, máxime si se tiene la seguridad de haber tomado la mejor decisión de juego. Existen circunstancias en el póquer que simple y sencillamente solo se pueden asumir. Cuando alguien se la juega en el bote pre-flop con un par de ases, en contra de un par de reyes de otro jugador, es casi una realidad que se va perder en relación a una de cada cinco ocasiones. Nada puede hacerse para cambiarlo, sino controlar nuestro temperamento y atesorar la experiencia en la memoria, para aprovecharla en futuras ocasiones.