Errores comunes de los principiantes del poker

¿Cómo puedes evitar errores comunes?
¿Cómo puedes evitar errores comunes?

Blufeo excesivo

Un gran número de novatos del poker tiene la costumbre de disputar todas las partidas como si estuviesen participando en el torneo profesional más importante del mundo. Esta ambición es loable hasta cierto punto, puesto que el hambre de triunfos generalmente es positiva, pero cuando este afán conduce a precipitaciones y errores, conviene tomar un ritmo de juego más razonable, más calculado. Blufear en exceso es una de las equivocaciones que evidencian a un jugador benjamín. Por lo consiguiente, conviene evitar este error, para no ser presa fácil de los jugadores más experimentados.

Falta de paciencia

Aventurarse en las lides del poker implica afrontar prolongados lapsos, aguardando por naipes provechosos. Los novatos habitualmente carecen de la paciencia que se necesita, por lo consiguiente, un buen consejo para los jugadores de poker principiantes es el de nunca precipitarse: esperar el momento adecuado para efectuar una gran jugada puede significar la diferencia entre la victoria o la derrota.

Ingerir bebidas alcohólicas

El enemigo más peligroso de un jugador de poker nunca es un contendiente, sino el propio casino. El croupier tratará por todos los medios de hacer que un jugador no se lleve ficha alguna. Ese es el motivo por el cual en muchos casinos sirvan bebidas alcohólicas sin costo. El alcohol merma las facultades de cualquier jugador y eso beneficia notablemente a la casa, por eso no hay que beber mientras se juega poker.

Abandonar antes de tiempo

Otra equivocación frecuente entre los jugadores principiantes se presenta cuando aciertan en varias manos seguidas y de inmediato, sin justificación alguna, abandonan el juego llevándose lo que han ganado hasta ese momento. Lo cierto es que deberían proceder justamente de manera opuesta, es decir, aprovechando al máximo la buena racha e imponiendo una imagen dominante ante los contrincantes.

Medirse con rivales superiores

Algunos jugadores novatos caen en el yerro de medirse ante contrincantes que los superan ostensiblemente en experiencia y preparación. El objetivo que persiguen es el de evaluar su propio desempeño como jugadores de poker, pero con frecuencia, lo único que consiguen es perder grandes cantidades de dinero y de confianza en sus propias capacidades de gambler.